Las ballenas en Chile

Las ballenas en Chile

Chile posee una extensa zona costera sobre el Océano Pacífico, por lo cual no es extraño encontrar allí 43 especies de cetáceos, de los cuáles 9 son ballenas. Las ballenas en Chile gozan de la protección gubernamental, que ha declarado las aguas jurisdiccionales chilenas como santuario de ballenas, por lo cual resulta un destino ideal para el avistamiento de estos cetáceos.

Este país ofrece innumerables facilidades para el avistamiento de estos enormes mamíferos acuáticos que cautivan a quienes las observan. A lo largo de todo el mundo, hay 13 millones de personas que se trasladan anualmente para observar a las ballenas en su hábitat. En Chile, llegando por Santiago, puedes dirigirte a los numerosos sitios de avistamiento.

Las especies de ballenas en Chile son:

Ballena azul
Ballena jorobada o yubarta
Ballena franca austral
Ballena Minke
Ballena austral
Ballena de sei
Ballena de Bryde
Rorcual común
Ballena franca pigmea

Temporada de avistamiento de ballenas en Chile

En diciembre comienza el verano austral y con él la temporada de ballenas en Chile. Favorecidas por la corriente de Humboldt que va de sur a norte, las ballenas viajan en su migración anual para llegar hasta las aguas tropicales para la reproducción. La mejor época para el avistamiento de ballenas es a partir de enero, cuando la mayoría de las ballenas ya iniciaron su migración y están llegando a aguas chilenas.

Con una primera parada en la Región de Magallanes, en la Patagonia chilena, donde se congrega entre diciembre y marzo la ballena jorobada.

Más al norte está Melinka, donde antiguamente la industria ballenera local protagonizara una matanza de ballenas azules. Afortunadamente las ballenas han regresado al lugar.

En el Golfo Corcovado podrás observar el mayor número de ballenas azules del hemisferio sur. Desde la isla grande de Chiloé, podrás observar a las ballenas azules desde los acantilados sin necesidad de embarcarte. Las excursiones desde esta zona son operadas por antiguos pescadores artesanales que actualmente realizan paseos en bote para la observación de estos enormes cetáceos.

La Región de Coquimbo es otra de las paradas en la migración de las ballenas. En la Reserva de Punta de Choros, al norte de La Serena, las ballenas se detienen para hacer un descanso. Aquí es posible observar a la ballena jorobada, la azul, la franca austral y la Minke.